List/Grid REFLEXIONES Subscribe RSS feed of category REFLEXIONES

Monsiváis, salúdame a Saramago… si lo ves

Monsiváis, salúdame a Saramago… si lo ves

¿Dónde estará ahora el famoso escritor portugués José Saramago, que murió dejando controversiales ideas filosóficas sobre la vida más allá de la muerte?

Se hace difícil desechar la íntima idea de que los grandes hombres que da el mundo al final han de estar en algún prominente lugar disfrutando su recompensa o quizás lamentando sus equivocaciones.

Sin embargo, el propio novelista recién fallecido, que padecía de una leucemia crónica, había dicho en 2005 que la muerte es un proceso natural, casi inconsciente. “Entraré en la nada y me disolveré en ella”, dijo ese mismo año luego de una de sus últimas novelas, Las intermitencias de la muerte, donde cuenta la historia de un país en el que la muerte un día decide dejar de trabajar.

Sobre premios, premiados y el arte de la resurrección

Sobre premios, premiados y el arte de la resurrección

Hernan Rivera LetelierHernán Rivera Letelier, Premio Alfaguara, un autor profano que escamoteó la oportunidad de exponer al personaje que se creía la reencarnación de Cristo desde la madurez de un escritor propiamente cristiano.

Luego de los tímidos concursos de novelas de la editorial Grupo Nelson, que al menos demostraron que sí se puede, la literatura cristiana de ficción en español sigue durmiendo su casi eterna siesta.

Sin embargo, todavía es legítimo imaginar que un escritor de nuestro ámbito ganaría el Premio Alfaguara si narrara, por ejemplo, la alucinante historia de José Luis De Jesús Miranda, el controvertido predicador puertorriqueño que dice ser Jesucristo.

La Internet lo aguanta todo

La Internet lo aguanta todo

El papel aguanta todo lo que le pongan, dice un viejo refrán. Hoy en día habría que decir que la Internet soporta igualmente todo lo que se quiera escribir, sean verdades, medias verdades y también mentiras.

Pero por mucho que lo anterior sea una comprobada realidad, la letra impresa en cualquier soporte le da credibilidad a las ideas. Así somos de ingenuos la mayoría. De manera que todo o casi todo lo que vemos y leemos por internet lo damos cierto.

Los pobres son más generosos

Los pobres son más generosos

¿Recuerdan la ofrenda de la viuda? Me refiero a ese conocido pasaje del Evangelio de Lucas que cita los comentarios de Jesús cuando vio a una mujer donar sólo dos monedas.

“Les aseguro que esta viuda pobre ha dado más que todos los otros”, dijo Jesús.

Parece que estas reflexiones tienen absoluta vigencia. La generosidad de la gente pobre no es algo raro, sino que se nota muy poco.

No es bueno que el hombre esté solo

No es bueno que el hombre esté solo

“La fiebre canina del hombre solitario”, cuando corremos en círculos tratando de mordernos la cola.

No es bueno que el hombre esté solo… ni tampoco la mujer. Sin embargo, la mayoría trabajamos afanadamente para estar en soledad.

Mi primo del norte de California sabe bien de qué hablo. Después que su matrimonio de varios años estalló en pedazos, se siente, según sus descriptivas palabras, “como un perro solitario”. Su relación, como muchas hoy en día, fue desde el primer momento una bomba de tiempo activada contra sí mismo.

Para estar a la moda de los virus, se me ocurre llamar a esta pandemia de incomunicación que recorre el planeta de arriba abajo y para la cual no parece existir vacuna a la vista, la fiebre canina del hombre solitario.

© 0387 En verdad te digo…. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.