4

En qué creer, entre tantas opciones espirituales

Según una encuesta Gallup del pasado año, el 82 por ciento de los norteamericanos entrevistados dijeron identificarse con una religión cristiana, ya fuera protestante, católica o mormona, mientras que el 11 por ciento decía no tener ninguna identidad religiosa.

Asimismo podrían citarse muchas regiones del mundo donde la religión es algo muy importante en la vida de las personas. Pero otras preguntas interesantes serían en qué exactamente creemos, por qué creemos y en qué deberíamos creer.

En su nuevo libro Eligiendo tu fe (Tyndale Español, mayo 2008), Mark Mittelberg, autor de otros éxitos editoriales y destacado estratega de evangelismo y apologética, indaga acerca de cómo la gente llega a formar sus convicciones, y exhorta tanto a creyentes como a no-creyentes a preguntarse si están bien encaminados en cuanto a sus creencias religiosas.

“La tolerancia religiosa es algo muy bueno; pero decir que las creencias de todo el mundo son verdaderas es, en mi opinión, incomprensible”, escribe Mark Mittelberg.

“Muchos de nosotros pasamos mucho tiempo leyendo, investigando y buscando sabiduría acerca de decisiones que tienen poca o ninguna importancia, pero muy poco tiempo investigando cuestiones trascendentes, como son nuestras convicciones y creencias religiosas. Debemos averiguar si las cosas en las que estamos poniendo nuestra fe meritan nuestra confianza, o si debemos poner nuestra fe en algo más apreciable y seguro”, asegura Mittelberg.

Eligiendo tu fe presenta un detallado cuadro con seis enfoques comunes que usan las personas al desarrollar sus creencias espirituales, entre ellas el relativismo, la intuición, la tradición, las experiencias místicas, la lógica y la evidencia. Luego anima a los lectores a estudiar detenidamente qué creencias vale la pena escoger, y a entender qué criterios deben aplicar al tomar este tipo de decisión.

“El enfoque que use la persona al elegir su fe tiene muchísimo que ver con los resultados de su decisión”, dice Mittelberg. “Vale la pena no sólo pensar en lo que se terminará eligiendo, sino dar un paso atrás y considerar qué criterios se están usando para tomar esta decisión”.

Aunque a algunos nos pareciera que está ligando peras con manzanas, el libro parece apelar a la deducción de nuestra fe mediante una serie de consideraciones lógicas, algo que pudiera resultar sin embargo muy convincente para otros, en este mundo tan racional.

Mittleberg también se refiere reiteradamente en su libro acerca de la verdad. “Llámenme pasado de moda”, escribe. “Pero la verdad es precisamente lo que es real. No es mi propia realidad, o la suya; las cosas son lo que son”.

“El hecho de que no podamos ver las cosas espirituales y sobrenaturales no cambia para nada el hecho de que estas cosas existan”, comenta. Lo que es real existe, ya sea que creamos en ello o no; simplemente tenemos que descubrirlo”.

Líderes evangélicos de la talla del orador internacional Luis Palau, han avalado el libro de Mittelberg: “Muchos libros le dicen qué creer, pero Eligiendo tu fe, escrito en el estilo articulado y efectivo de Mark, le demuestra cómo decidir en qué creer”.

El destacado adorador Marcos Witt por su parte señaló: “Mittelberg no nos dice qué creer, sino nos guía a través de una serie de preguntas y exposiciones que nos llevarán a conclusiones razonables acerca de la fe que tenemos”.

Leer para creer.

Filed in: Libros Tags: 

Share This Post

Related Posts

4 Responses to "En qué creer, entre tantas opciones espirituales"

  1. Salvador Vega dice:

    EN QUE CREER, ENTRE TANTAS OPCIONES ESPIRITUALES, ME PARECE POR LO QUE LEÍ, ES ALGO MUY APROPIADO EN TIEMPO DE INCERTIDUMBRE, NO SOLAMENTE POR LA SALVACION ETERNA, SINO TAMBIÉN POR LAS SITUACIONES DIFÍCILES QUE SE VIVEN. HAY MUCHA CONFUSIÓN, NO ES MUY PROMETEDOR LO QUE SE VISLUMBRA EN EL HORIZONTE, PARA EL QUE NO CONOCE A DIOS, PERO LOS QUE HEMOS NACIDO DE NUEVO, TENEMOS ESPERANZA PARA VIVIR LA VIDA PRESENTE, SINO TAMBIÉN PARA LA VIDA VENIDERA. BENDICIONES.

  2. LA FE ES EL INGREDIENTE ESPIRITUAL MAS IMPORTANTE EN LA VIDA DEL SER HUMANO, EN HEBREOS 11;6 NOS DICE PERO SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS. LA FE EN DIOS ES FUERZA QUE HACE SENTIR AL HOMBRE SEGURO AUNQUE SU ALREDEDOR ESTE DERRUMBADO. TENEMOS QUE CREER LO QUE DIOS HA PROMETIDO EN SU PALABRA ES MAS REAL QUE LO QUE ESTA DELANTE DE NUESTROS OJOS, QUIZAS ESTAS ENFRENTANDO DIFERENTES PRUEBAS O DIFICULTADES QUE LO TIENEN TRISTES, DESALENTADO Y UN POCO CONFUNDIDO PERO QUE TENEMOS QUE PONER NUESTRA FE EN ACCION DE ACUERDO CON LA PALABRA DE DIOS. TENEMOS QUE DESARROLLAR UNA FE PODEROSA, CAPAZ DE SOBRELLEVAR CUALQUIER SITUACION ADVERSA QUE ENFRENTEMOS EN NUESTRA VIDA SECULAR COMO ESPIRITUAL. DIOS TIENE CUIDADO DE NOSOTROS Y NOS AMA TENEMOS QUE TENER FE, DEDICACION SERVICIO EN LA OBRA DEL SENOR DIOS LOS BENDIGA A TODOS PALABRA DE DIOS.

  3. CELINA dice:

    CREO CON FIRMEZA EN LA «FE» QUE CONOCÍ….AL HABER PASADO POR TODAS LAS ETAPAS DE LA VIDA,LLEGO A UNA SOLA CONCLUSIÓN…SI NO EXISTIERA LA «FE»,QUE SE PEGA A LA ESPERANZA,DE VIDA ETERNA,,NO TENDRÍA YA GANAS DE SEGUIR VIVIENDO…ES LA ÚNICA RAZÓN DE MI EXISTIR,Y TANTAS GRACIAS LE DOY AL SEÑOR QUE UNA TARDE USÓ A UNA AMIGA QUE ME LLAMARA PORTELÉFONO,SIN GRANDES DISCURSOS , SOLO PARA DECIRME POR PRIMERA VEZ QUE DIOS ME AMABA HACE 20 AÑOS,INUNDÓ TODO MI SER.DESDE ALLÍ HASTA EL DIA DE HOY SOY UNA CRISTIANA NACIDA DE NUEVO,CON REVELACIÓN DEL SEÑOR,USANDO MI VIDA CON LA PALABRA DE DIOS SIEMPRE EN MIS MANOS,CONVIRTIENDOSE TODA MI FAMILIA, Y DETRAS NUESTRO CENTENARES DE HERMANOS QUE TAMBIÉN LLEGARON A SUS PIES.AMO LA BIBLIA CADA DIA,CADA HORA, CADA SEGUNDO…ES LA FUERZA EN MI MOMENTO ACTUAL,NO ES UN CUENTO ES REAL….DIOS ME AMA Y A TI TAMBIEN,SOMOS REAL SACERDOCIO NACIÓN SANTA PARA ÉL.SIRVÁMOSLE…BENDICIONES A TODOS,CELINA…

  4. Jorge Julio

    Esta reseña me atrapó. Por como cuenta de la obra, sobre su temática y manera de encararla. Me gustaría saber cual es la Editorial que publica este libro, y así saber si podría conseguirlo en Argentina.

    Un abrazo
    Dany, desde Buenos Aires

Leave a Reply

Submit Comment

© En verdad te digo…. All rights reserved.