2

Una pelea cristiana entre el papel y el formato digital

Mientras la gran señora del fotoperiodismo LIFE se da por vencida y renuncia definitivamente a su versión impresa a favor del formato digital, otras revistas todavía apuestan a vestirse de papel, o implementan ambas modalidades. De igual modo está ocurriendo en el medio editorial cristiano.

Entre los lectores no parece haber mucha discusión al respecto. Resulta incomparable el placer de tirarse en un mullido sillón a leer, revista en mano, un buen artículo de nuestro tema preferido, o simplemente hojear una bien ilustrada publicación. En tanto que acceder a un magazine online ofrece indiscutibles ventajas para los internautas. De hecho, en las salas de espera del médico o el dentista coexisten sin conflictos el televisor en la pared y la pila de revistas de actualidad.

En la Web están también proliferando las revistas en formato PDF, sobre todo entre los magazines enfocados en contenidos prioritariamente visuales, como el diseño y la fotografía. De esta manera se puede combinan la elasticidad de la Red con la exposición de sus archivos tradicionales.

Para algunos el salto a lo digital es casi obligado ante los altos costos de producción y de distribución de los ejemplares impresos. Veamos, por ejemplo, la revista cristiana online norteamericana CCMI Partners, de Cook Communications Ministries International, dirigida a la industria editorial global. “Por varios años habíamos estado considerando el paso a lo digital”, nos contó Kim Pettit, su directora. “Aunque cambiamos a una imprenta de Corea del Sur y redujimos los costos de producción, no tuvimos forma de reducir los costos de envío a suscritores en más de 120 países”.

Kim Pettit nos desglosó algunas de las prerrogativas que la edición online tiene para su revista, quizás válidas para todos los casos:
• Posibilidades de ofrecer audio y video clips.
• Mayor flexibilidad en el número de palabras para cada artículo, ya que un sitio Web no tiene las limitaciones físicas de una página impresa.
• La posibilidad que nuestros lectores tienen de ayudarse con programas de traducción en línea.
• Podemos proveer enlaces a artículos anteriores, a temas relacionados y a sitio de compañías mencionadas.
• Ofrecer versiones en otros idiomas de algunos artículos.
• Ofrecer recursos adicionales para descargar sin que aumente el costo de la revista.
• Los lectores pueden compartir con otros el contenido de la revista enviándolo por correo electrónico.
• Ahora podemos medir mejor cuáles artículos suscitaron interés en nuestros lectores, cuántos los leyeron, cuán rápidamente lo hicieron, entre otras estadísticas.

Para otros editores de revistas cristianas donde el mercado es nacional la Web todavía no es una alternativa, como es el caso de la Sociedad Bíblica del Uruguay, cuya flamante revista impresa Palabra Viva, consta en su edición inaugural de 3,000 ejemplares.

Otros ejemplos interesantes en este dilema cristiano entre el papel y el formato digital, pueden verse con Educador cristiano, de Editorial Patmos, una revista con un perfil excelente y de gran demanda, pero que sus editores no han podido regularizar ni tampoco subir a su Web; y con La Biblia en las Américas, que sea afana en poner a disposición de los internautas toda su rica hemeroteca.

Una revista impresa que lucha contra viento y marea por sobrevivir, con el apoyo de un extraordinario soporte online, es Mercado Cristiano, este año con varios cambios y enfocándose a una distribución más amplia a través de iglesias y eventos. Mercado Cristiano pertenece a la categoría de revistas impresas que dependen de la venta de espacios publicitarios en sus páginas.

“Ocurrió que algunas editoriales han decidido hacer sus propias publicaciones –nos comenta Aradí Rivera, su directora–, como Editorial Caribe; Casa Creación con Vida Cristiana, y Editorial Unilit con Enfoque, algo que ha afectado tremendamente el hacer a otras rentables, porque si se enfocan en generar su propia herramienta publicitaria, es difícil que se interesen en comprar publicidad en otras revistas.

“Por otro lado –continúa Aradí– ahora se unieron varias editoriales y han hecho alianzas publicitarias, como Patmos y Tyndale, que se unieron a Unilit para publicar la revista Enfoque, auspiciada entre ellos. Entonces debes tener una publicación muy enfocada al público que ellos buscan para que les interese insertar su publicidad.”

¿Una versión digital o en PDF para Mercado Cristiano? “Sí, es una de las cosas que he considerado…”

Filed in: INTERNET, LITERATURA CRISTIANA Tags: 

Share This Post

Related Posts

2 Responses to "Una pelea cristiana entre el papel y el formato digital"

  1. Los formatos siguen cambiando; en unos 3 a 5 años estaremos hablando de una decisión de convertir el material a un formato que ni lo conocemos hoy en día. Piensa cómo era todo hace solo 10 años, o hace 5 años, etc.
    Nuestro trabajo es tener contenido, y más, tenerlo accesible para que los lectores (u oyentes, o mejor dicho «consumidores del contenido») lo pueden tener a su alcance.
    Hoy mismo con el costo de entrega por correo, más imprimir algún contenido que ya no está al día es muy costoso. Nosotros estamos entregando al por mayor a las librerías cristianas nuestra revista Bendiciones Today: lo puedes ver también en http://www.bendicionestoday.com/

    Algún día nuestra revista solamente estará disponible electrónicamente. Ya hay algunas cosas de Grupo Nelson que solamente uno puede comprar electrónicamente.

    El contenido es el rey hoy en día… cómo promoverlo (o venderlo) es la pregunta.

  2. Leonel Rubio dice:

    Muy interesante lo que leo, la verdad ni enterado estaba de todos esos detalles; en Expoministerios pasado, participé con Visión revista cristiana, vendiendo sus ejemplares. Es lo más cerca que he estado del medio hasta ahora. Saludos.

Leave a Reply

Submit Comment

© En verdad te digo…. All rights reserved.