4

¿Qué pasa cuando un ignorante lee la Biblia?

Jorge Julio GonzalezSolo Dios sabe si estamos a las puertas de una gran revolución espiritual. Aunque parezca incompatible con los tiempos que corren, hoy el ser humano está siendo expuesto al mensaje divino como nunca antes. Pero para algunos cautelosos observadores el suceso resulta tan superficial que hubiera sido mejor que los textos sagrados jamás saliesen de los monasterios.

Más del 90 por ciento de los norteamericanos, por ejemplo, tienen por lo menos una Biblia, según Zondervan, una editorial basada en Grand Rapids, Mich., la cual también estima que muchas familias están pensando comprar todavía más.

Los Gedeones, una de las muchas organizaciones que ofrecen Escrituras, distribuyen cada año más de 63 millones de Biblias de bolsillo en hoteles, prisiones, hospitales y escuelas por todo el mundo, según el Website de la organización.

Junto a las altas cifras de traducciones, ediciones y formatos de Biblias, una amplia gama de nuevas presentaciones de las Escrituras ha surgido con las nuevas tecnologías, la Internet y los multimedia.

“Vamos de regreso al futuro”, dijo el doctor Robert Hodgson, decano del Instituto Nida, de la Sociedad Bíblica de los Estados Unidos. “La Biblia ha sido siempre un producto multimedia que se adaptado a las diversas necesidades de la gente”. Hodgson se refirió a los pasajes de la Biblia que fueron ilustrados en las catacumbas de la Roma antigua o en las catedrales de piedra de la Europa medieval y que ahora están en las pantallas de los cines, los iPods y los CDs de audio.

Más preguntas que respuestas
Es tanta la expectativa que ha generado la circulación de los textos sagrados que cualquiera que se suba a un barril de cerveza (o sobre otro improvisado podio) y comience a predicar la Biblia enseguida tendrá un corro a su alrededor en busca de explicaciones y respuestas a sus múltiples creencias e inquietudes espirituales.

Los católicos han tenido que desempolvar la Lectio Divina, una práctica milenaria y exclusiva de lectura orante y meditada de las Escrituras. En tanto que los pastores, sacerdotes, maestros de Escuelas Dominicales y eruditos no parecen tener ya la exclusiva, y el cristiano simple se atreve a levantar la mano tímidamente en las congregaciones.

Un buzón de preguntas y respuestas del sitio Web de las Sociedades Bíblicas Unidas colapsó en pocas semanas ante una inundación de interrogantes, imposible de satisfacer por los pocos especialistas de la organización. No obstante, esta fraternidad, cuya función principal es traducir, publicar y distribuir la Biblia, se ha tenido que convertir en educadora bíblica dado que en Latinoamérica hay cientos de pastores de iglesias que carecen casi totalmente de una capacitación teológica formal, según reseña un artículo.

Como una tesis clavada en la Web
Para colmo, y como adalid de una nueva reforma protestante, el joven judío David Plotz, uno de los editores de la revista online Slate y sin ninguna formación teológica, recién creo el exitoso espacio Blogging the Bible, defendiendo su derecho a interpretar la Biblia desde su ignorancia.

Sus desenfadados post comentando la Biblia capítulo a capítulo, entre chistosos o blasfemos (según sea el sentido del humor), han generado en unos pocos meses más de siete mil correos de lectores y cientos de comentarios.

“Para millones de judíos y cristianos que conocen la Biblia íntimamente, esto puede parecerles obsceno –explica el blogger. ¿Por qué debe un ignorante escribir sobre las historias y las lecciones que ellos saben de memoria y entienden bien? No pienso hacer ninguna clase de insulto. Mi meta no es encontrar contradicciones, mofarme de acontecimientos increíbles o ridiculizar la hipocresía”.

“No puedo esperar competir con la sabiduría de 4000 años de discusiones, ni en realidad sugiero que haya escasez de consejos modernos sobre cómo leer la Biblia –dijo Plotz. Hay expertos para decirte por qué la Biblia es literalmente verdad, otros para aconsejarte cómo analizarla como historia, y todavía otros para ayudarte a leerla como literatura. Puedes aprender a cómo acercarte al texto bíblico como judío, católico, protestante evangélico, feminista, abogado o adolescente”.

“Mi meta es bastante simple –concluye Plotz. Deseo descubrir qué sucede cuando una persona ignorante lee realmente el libro sobre el cual se basa su religión. Pienso que estoy en la misma situación que mucha gente perezosa pero fiel. ¿Qué me encantará y horrorizará? ¿Cómo la Biblia se relaciona con la práctica de la religión y las lecciones que aprendí en la escuela?”

La popularidad del blog de David Plotz le ha permitido negociar un libro de 100 mil palabras con la editorial HarperCollins. “Cuando comencé el proyecto, esperaba ser maldecido por muchas gente”, dijo Plotz, que va por el libro de Isaías. “Pero eso no ha sucedido. Los norteamericanos son de mente muy abierta en cuanto a las religiones, y desean ser encontrados, poder bromear, hacer preguntas y mirar el asunto de manera fresca”.

A favor o en contra
Pese a todo lo anterior, las estadísticas muestran una gran brecha entre poseer una Biblia y leerla.

A pesar de que las ventas de Biblias en los Estados Unidos alcanzan los mil millones anualmente, sólo el 20 por ciento de los encuestados dijeron leerla, según un estudio llevado a acabo por Princeton Survey Research Associates International para la revista Newsweek.

Al mismo tiempo, apenas el 4% de los mexicanos preguntados en el 2006 señaló a la Biblia como su libro favorito.

Junto a todo este fenómeno de ribetes consumistas, no podía faltar la aparición de mercachifles, falsos profetas y oportunistas de todo cuño, que entre otros subterfugios se inventan Biblias y recursos bíblicos para necesidades ficticias y hacen distribuciones evangelísticas politizadas o ficticias.

Los críticos a la proliferación desenfrenada de los textos bíblicos tienen por su lado otras muchas tesis, o se hacen las siguientes preguntas:

• ¿Existen hoy por hoy más Biblias que lectores disponibles? ¿Hay una crisis de sobreproducción de Biblias en relación con la demanda solvente?

• ¿Alimentan algunos ministerios y productores una demanda artificial creada por el mercadeo, con vistas a obtener rápidas ganancias?

• ¿Se está convirtiendo la Biblia en una mercancía consumista cuya promoción usa las mismas técnicas del jabón de lavar, apuntando a la demografía en lugar de dirigirse a las necesidades reales de las personas y prefiriendo el brillo de las portadas en lugar de su contenido?

• ¿Deberían los promotores de la Biblia ser más exclusivos y presentarla como algo envidiable que no está al alcance de cualquiera? Nada atrae tanto como lo que se hace de rogar y se pone difícil y muchos ministerios necesitados de Biblias no conciben tener que pagar por ellas.

• ¿Demasiados compradores de Biblias lo hacen por pura apariencia y terminarán comprándolas por metros para adornar sus libreros?

Todas son inquietudes a considerar; consecuencias intrascendentes tal vez de de una gran revolución espiritual que comienza… Solo Dios sabe.

Filed in: Biblia Tags: ,

Share This Post

Related Posts

4 Responses to "¿Qué pasa cuando un ignorante lee la Biblia?"

  1. Roman Mariano dice:

    Hermanos, les mando muchos saludos y que la gracia del Señor Jesucristo este en vosotros.
    Soy de Tehuacan, Puebla. Soy un misionero de la sierra y les pido ayuda en literatura y en Biblias, ya que en este lugar se necesitan Biblias, y es por eso que les escribo. Soy de escasos recursos y no dependo de nadie, solo de Dios, y es por eso que les mando esta carta para si pueden ayudar. Gracias por su atención y que Dios les bendiga en grande manera; que la gracia del Señor esté con todos ustedes.

  2. Aquila dice:

    Apreciados hermanos:
    No podemos solucionarlo. Lo que podemos hacer los que estamos coprometidos con el Evangelio por conversión y convicción, es seguir sembrando la semilla. Tenemos la promesa divina de que Su Palabra no volverá a Él vacía y que el resultado será el que Él soberanamente quiera que sea. Es desalentdor saber que muchos que tienen una Biblia jamás la han abierto; pero es alentdor saber igualmente que muchos sí la leen. Estos muchos se encuentran principalmente entre los creyentes sencillos de las congregaciones evangélicas, refiriéndome a España quje siempre fueron las que se esforzaron por poner en ls manos de muchos. y uno uno,el maravilloso libro que trnsforma vidas en serio.
    Demos gracias al Señor por los que la tienen y la leen.Oremos por los que la tienen y no la leen. Y esforcémonos por poner un ejemplar en las manos de los que no la tienen. Ésa es nuestra responsabilidad y nuestro privilegio.
    Un saludo en Cristo para todos.

  3. Jose dice:

    Hola!
    Felicidades por esta gran página. Es un gusto encontrar sitios así.
    ¡Bendiciones!

  4. pedro dice:

    Hace tiempo, eramos el «pueblo del libro», hoy «el libro» está fuera del pueblo; no lo leemos, ni nos lo aplicamos, Dios hablando a Israel por medio de uno de sus profetas dijo: «Este pueblo perece por falta de conocimiento».-
    Pablo a Timoteo le dice «que toda la escritura es útil… a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.»
    Por otro lado Pedro dice «entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.»
    Además Pablo profetiza «Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.»
    Perdoname hermano, las fabulas empezaron en la iglesia, no nos extrañe que aparesca fuera.-
    Por tanto amado en el Señor procura con diligencia presentarte ante Dios, como obrero aprobado, que entiendes y enseñas correctamente la Palabra de Verdad»

Leave a Reply

Submit Comment

© 7881 En verdad te digo…. All rights reserved.